Algunas veces consideramos que los remedios caseros son anticuados y poco funcionales; sin embargo, no podemos negar que nuestras madres y abuelas siempre han tenido las soluciones necesarias e inmediatas para cualquier situación que requiera soluciones.


El bicarbonato de sodio es un producto funcional para aliviar tanto enfermedades físicas como limpieza del hogar o el cuidado de tus plantas.


Esta sal posee muchas propiedades, las cuales conocerás en este artículo para que puedas disfrutar de los beneficios de este elemento básico, barato y fácil de conseguir puede brindarte:


Para la limpieza:

  • Quita manchas de aceite y grasa.
  • Desinfecta y blanquea superficies.
  • Limpia los pisos sin rayar.
  • Desmancha y desprende malos olores de telas.
  • Quita los malos olores a los zapatos y cocina.


Para la salud:

  • Utilízalo como pasta dental.
  • Es un exfoliante natural para rostro y cuerpo.
  • Es un desodorante natural.
  • Reduce la sensación de cansancio en los pies.
  • Funciona como un efectivo desintoxicante.
  • Dile adiós a la acidez estomacal.
  • Remueve astillas.
  • Suaviza la piel de las manos.
  • Alivia las picaduras de insectos.
  • Ayuda a bajar de peso.


Para las plantas:

  • Fungicida.
  • Fortalece tus plantas.
  • Contra los parásitos.
  • Para eliminar el césped salvaje.
  • Aleja las pestes.